Sexualidad y el algodón de azúcar

“-¿Soy alguien con quien me gustaría tener relaciones sexuales? reflexionen- “ Hace un año fui a una conferencia acerca de la sexualidad. Cuando el ponente soltó aquella pregunta pensé que responderla sería un regalo que no me doy muy seguido, ser honesta conmigo misma. Mucho se habla de amor en estas fechas, de almas gemelas,… Seguir leyendo Sexualidad y el algodón de azúcar

Anuncios

La noche en que él me dejó soñar

Ella despertó sintiendo los estragos de aquella pesadilla en la que el padre de sus hijas, con un puño golpeaba la pared y le pedía que ya lo dejara ir. Amaneció sintiendo una pesadez y una tristeza inexplicables. ¿Son los sueños ventanas a través de las cuales alcanzamos a vislumbrar el futuro? Contrario a ella,… Seguir leyendo La noche en que él me dejó soñar

¡Tengo derecho a cruzar el puente!

-¡Tengo derecho a cruzar el puente! - exclamó la mujer. No sé a qué se refería pero sentí que era como un grito de guerra, un llamado a no quedarse para siempre en el mismo lugar. De niña acompañaba a mi madre al supermercado. Me encantaba ir y salir de ahí con varias golosinas pero,… Seguir leyendo ¡Tengo derecho a cruzar el puente!

Ser mi propia compañía

¿Alguna vez han dejado de hacer algo porque no encuentran quién los acompañe? Yo sí.  Y es que no sé en qué momento de mi vida empecé a sentir que “estar sola” me era insoportable. Mi mamá cuenta que por mi fecha de nacimiento, me quería poner "Soledad" como una Virgen del Estado de Oaxaca.… Seguir leyendo Ser mi propia compañía

Resurrección de las pasiones muertas

A veces imagino, que así como en la ficción, uno puede hacerla de detective y esclarecer los casos más misteriosos, entre ellos, la muerte de las propias pasiones. El año pasado, en terapia, me sugirieron hacer un ejercicio de búsqueda y compilación del material que tuviera de un máster que estudié , el cual disfruté… Seguir leyendo Resurrección de las pasiones muertas

Llamadas en la madrugada.

-¿Erika?- preguntó  - ¿Jaime?- respondí mientras buscaba mi reloj. Eran las dos de la mañana. -¿Cuándo nos vemos?  -No sé... -  colgué. Todo empezó en una fiesta en la que me encontré a un compañero de la preparatoria. Estábamos platicando y se nos acercó alguien que parecía ser su amigo. Hablamos los tres como 20… Seguir leyendo Llamadas en la madrugada.